Por norma general, siempre llega el momento de cambiar los equipos que poseemos en nuestra vivienda y que nos proporcionan bienestar y confort. El uso continuado de los mismos, los años de servicio, el mantenimiento inadecuado o costoso, la actualización de los mismos o algún accidente ocurrido, son las causas más comunes para que efectuemos dichos cambios.

De esta realidad no se escapa la caldera de gas de nuestras viviendas u oficinas. Esto debemos tenerlo muy presente. Lo importante en este sentido es saber que es una inversión un tanto considerable y por tanto debemos establecer el momento más adecuado para realizar dicho cambio.

Si no se trata de un accidente que nos obligue al cambio inmediato es muy recomendable considerar algunos parámetros que nos indican cuándo efectuar la sustitución del antiguo equipo por uno nuevo.

¿Cuándo debo cambiar mi caldera de gas?

Si la caldera de gas ha tenido una utilización superior a los 15 años se hace necesario empezar a realizar planes de sustitución, ya que no será tan eficiente como en sus inicios y esta falta de eficiencia se traduce en un coste mayor en la facturación mensual.

Un momento que también puede influir en la decisión de cambio es la introducción de nuevas tecnologías. Que harían más eficientes las calderas y a un menor costo. Lo que ocasionaría que la inversión sea compensada en una reducción sustancial en los costes mensuales del suministro de gas.

Cuando se hacen cambios y remodelaciones en las viviendas, también puede ocasionar que se haga necesario el cambio de la caldera de gas. Ya que las mejoras en la edificación pueden proporcionar un menor y mejor consumo de los recursos. De forma que un equipo con menor potencia podría proporcionar un agradable ambiente por el aprovechamiento de la energía.

En  caso de ampliaciones se debe pensar en darle una mayor capacidad a las calderas y la mejor manera de lograrlo es mediante la sustitución del antiguo equipo por uno más indicado.

En ocasiones el mantenimiento de las calderas se hace tan oneroso que lo mejor que se puede decidir es el cambio del equipo. Ya que los nuevos presentan la ventaja que los tiempos de mantenimiento son más espaciados y con un número mucho menor de piezas a sustituir.

Si presenta persistentes pérdidas de presión o fugas de agua se puede tratar del deterioro de alguna pieza del circuito hidráulico y cuyo coste de reposición es de tal magnitud, que comparativamente es mejor la adquisición de una nueva caldera.  Adicionalmente, si la eficiencia energética ha disminuido y la sustitución de piezas no logra su aumento, lo mejor es deshacerse de la vieja caldera de gas por una más eficiente y con mayores prestaciones.

La manera más recomendable para efectuar el cambio de la caldera es mediante la contratación de profesionales técnicos que los respalde el carnet RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios). Este personal cuenta con el aval que le otorga los años de experiencia, así como los estudios realizados. Para recomendar las mejores opciones que satisfagan los requerimientos de la vivienda para ofrecer confort en los fríos momentos invernales.

¿Cómo cambiar una caldera de gas?

Para hacer la instalación de caldera de gas se hace necesario contratar los servicios de personal técnico especializado.  Los expertos en el área pueden ofrecer una asesoría en cuanto a la ubicación, la potencia de la caldera, las tecnologías y los modelos existentes.

Adicionalmente ellos tienen la responsabilidad de realizar una instalación que cumpla con las rigurosas medidas de seguridad para la familia habitante de la vivienda. Al mismo tiempo, poseen el deber moral de la misma producir configuran la caldera para conseguir agradables niveles de confort sin afectar en gran medida el entorno ambiental ni al consumo.

Para que estos profesionales puedan efectuar instalaciones deben cumplir con rigurosos programas de capacitación y actualización, con el fin de que realicen trabajos de calidad con normas de seguridad bien definidas.

Nuestro equipo de HogarBox se encargará de presentarte las mejores opciones disponibles en el mercado de una forma sencilla y que aporten la mayor seguridad y bienestar en tu hogar. Nos encargamos de la instalación de tu caldera y de las revisiones posteriores para despreocuparte del mantenimiento de la misma.

Abrir chat
¿Hablamos?