La realidad es que la infraestructura de los puntos de recarga para coches eléctricos está aumentando y es el punto clave para acelerar el proceso de implantación de los coches eléctricos

Lo más recomendable es instalar un punto de recarga en nuestra plaza de parking privada de nuestra comunidad de propietarios o en nuestro garaje de casa si vivimos en un unifamiliar.

Desde HogarBox queremos solucionar las dudas que te puedan surgir acerca de los puntos de carga y su instalación.

¿Qué es un punto de recarga y por qué es imprescindible?

Un punto de recarga es un dispositivo que gestiona la carga de las baterías de nuestro vehículo. La conexión del punto de recarga al vehículo se hace mediante un conector del que actualmente existen distintas versiones en el mercado aunque se tiende a estandarizar su diseño en Europa.

En función de las características del punto de recarga, podrá realizar una gestión inteligente de la recarga dando disponibilidad de carga al vehículo en función del uso que en esos momentos esté haciendo de los electrodomésticos de mi vivienda y de la potencia contratada.

Lo normal es activar la carga de mi vehículo en las horas “supervalle” que son las que se ubican entre las 1:00 y las 7:00 de la madrugada, ya que son las de menor precio.

¿Cuál es el precio de un punto de recarga?

El precio de instalar un punto de recarga en un garaje comunitario está sujeto a muchas variables: el tipo de punto de recarga, los metros de cable que haya que colocar y el tiempo de mano de obra.

Instalar un punto de recarga con alimentación monofásica a 230V,  KW de potencia  monofásica y conector Mennekes (el estándar en Europa) de 16A tiene un precio medio de 500 € + IVA.

En una comunidad de vecinos los costes pueden ser superiores dado que se necesitan más metros de cable y más mano de obra para su instalación.

 

¿Cómo se instala un punto de recarga en un garaje comunitario?

Las marcas y concesionarios de coches eléctricos suelen contar con la posibilidad de facilitar la instalación de puntos de recarga con un descuento acordado por comprar un vehículo eléctrico pero estas normas y condiciones se deben consultar en el concesionario donde vayamos a adquirir nuestro próximo vehículo eléctrico.

Si el garaje se encuentra en el mismo recinto que la vivienda, lo habitual es realizar una derivación a la salida del contador de electricidad de la misma que dará suministro al punto de recarga. De esta manera el consumo de electricidad en el punto de recarga va asociado al contador de la casa del propietario de un vehículo eléctrico. Por ende, si el garaje no está en el mismo recinto de la vivienda, este punto de recarga deberá contar con un contador para el punto de recarga de uso propio y responsabilidad propia. Eso implica una contratación independiente de la de mi vivienda y por lo tanto una facturación también independiente. Es decir me llegarán 2 facturas de consumo eléctrico: la de mi casa y la del punto de recarga.

¿Es seguro instalar un punto de recarga en mi vivienda?

El punto de recarga se conecta aguas abajo del cuadro de protección de nuestra vivienda, y es necesario dotarlo de las protecciones necesarias contra sobrecorrientes y sobretensiones según indica la Instrucción Técnica ITC-BT-54 del Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión. Ello le confiere todas las características de seguridad necesarias para que el sistema funcione con todas las garantías.

La instalación debe ser realizada por personal habilitado para trabajos de electricidad en baja tensión y requiere de la emisión de un boletín de electricidad que indique en qué consisten las modificaciones realizadas en la instalación eléctrica de mi vivienda.

Si tienes cualquier duda, en Hogarbox estaremos encantados de ayudarte y tratar de solucionarla.

WhatsApp ¿Hablamos por WhatsApp?