Que los coches eléctricos son el futuro es indiscutible. Cada vez son más los vehículos 100 % eléctricos que salen al mercado, algunos de los cuales tienen una autonomía de entre 350 y 600 km. 

Sin embargo, por el momento, la mayoría se diseñan y se utilizan para desplazamientos urbanos. Si estás pensando en la posibilidad de adquirir uno para todo tipo de usos, tal vez te preguntes “¿dónde se puede cargar un coche eléctrico?

¿Dónde cargar un coche eléctrico para que sea barato?

Mientras se van implantando los vehículos eléctricos, el gobierno, los ayuntamientos lanzan alicientes para animar a los compradores. Por ejemplo, hacen rebajas en los vehículos y eliminan algunos impuestos, la libre circulación por zonas reservadas al transporte público o el aparcamiento gratuito en la ciudad. 

A todas las ventajas que se han mencionado se suma una más. Muchos supermercados, centros comerciales, hoteles y restaurantes ofrecen cargas totalmente gratuitas mientras realizas la compra o disfrutas de otras actividades. Puedes utilizar estos puntos de recarga para coche eléctrico y ahorrar una cantidad considerable de dinero.

Cargar un coche eléctrico en tu casa

Instalar un cargador en tu garaje, sea privado o comunitario, es una tarea imprescindible. Apostar únicamente por las cargas gratuitas o en áreas de servicio no es una opción.

Los centros de carga gratuita pueden estar ocupados y los precios de carga en gasolineras pueden salir caros. 

La conexión eléctrica se hace directamente a tu contador de la luz, de manera que el importe consumido se incluye en la factura. La instalación es realizada por una empresa especializada en electricidad y puede variar en base a las necesidades y gustos del cliente. Los habituales son de carga básica, llevando unas seis u ocho horas en el caso de una carga completa.

Cargar el coche eléctrico en una gasolinera

Hay centros de carga para coches eléctricos en muchas gasolineras de la red vial. Son de pago y están distribuidos en distintas áreas de servicio de las ciudades y las carreteras principales. No es la mejor manera de cargar tu vehículo, porque, aunque disponen de los mejores equipos, pueden tener el automóvil cargado entre 30 minutos y 2 horas, el importe de la carga podría ser equivalente al de llenar un depósito de gasolina. 

Cuando estás de viaje y tienes que hacer una recarga, no te queda más remedio que recurrir a la carga en una gasolinera que suministre este tipo de servicio. Los precios en estas pueden variar, costando entre 15 y 40 euros, aproximadamente. Cada marca decide el precio que pone al kilovatio libremente, de ahí que existan diferencias tan notables.

¿Cómo encontrar centros de carga en los lugares que no conoces?

Para facilitar la labor de cargar el vehículo eléctrico, se ha publicado en internet el mapa de puntos de recarga para coches eléctricos. Hay más de uno que aporta información a los conductores, pero hay que destacar el de electromaps.com. En este se muestran tanto los puntos de carga gratuitos como los de pago, así como otros datos que indican si están activos, ocupados o estropeados. Además, facilitan una aplicación en la que se permite llevar el control de las cargas o realizar pagos, entre otras cosas.

¿Qué diferencia hay entre unos y otros cargadores?

Existen cuatro tipos de cargadores para suministrar kW a los automóviles eléctricos. Esto hace posible que, mientras en unos casos son necesarias 8 horas para la carga completa, en otros basta con tan solo media hora. Te explicamos los diferentes modelos que hay.

1. Carga básica

Como su nombre indica, es la opción más simple. Aporta unos entre 2,3 y 7,4 kW de potencia y es el centro de carga más utilizado en los domicilios particulares.

2. Carga semirápida

Es el más habitual en los supermercados, centros comerciales, hoteles, etc. Proporcionan una carga superior a los 22 kW con una toma trifásica. Es capaz de recargar la mayoría de los vehículos eléctricos en dos horas aproximadamente.

3. Carga rápida

Suele verse en gasolineras o estaciones de carga, junto a las semirápidas. Proporciona entre 40 y 50 kW de potencia. Esto se traduce en una carga completa de tan solo 30 minutos. Es la opción más utilizada en carretera, para continuar el viaje con las baterías cargadas sin tener que hacer una parada larga.

4. Carga Ultrarrápida

Por el momento, son una opción muy poco habitual en nuestro país. Permite la carga en tan solo 5 o 10 minutos, gracias a los 400 kW que suministra. Esta velocidad supondrá una revolución en el momento que se implanten. 

Esperamos que tras explicarte dónde se puede cargar un coche eléctrico tus dudas se hayan disipado. Si aún así te queda alguna, puedes contactar con nosotros. En Hogarbox te daremos todos los detalles. Podemos asesorarte y encargarnos de todo lo necesario para que disfrutes de una estación de carga en tu propia plaza de garaje.

Abrir chat
¿Hablamos?