Las calderas de gas son los equipos de calefacción más utilizados e instalados en las viviendas españolas. Destacan en buena medida sobre los demás sistemas de calefacción existentes por su eficiencia y confort.

Actualmente las calderas de gas son de condensación ya que aprovechan la energía que generan los humos de combustión para una mayor eficiencia.

En muchas ocasiones se considera que prestar un mantenimiento a las calderas es un gasto adicional que se puede obviar. Pero esto puede traer como consecuencia el no funcionamiento de las mismas en las épocas invernales cuando la temperatura se encuentra en los mínimos. Esta situación genera por lo general un gasto mayor que el dinero que aparentemente se ahorra por la falta de mantenimiento.

Por otra parte no hay que olvidar que el mantenimiento de las calderas de gas está regulado por normativa y es obligatorio, pudiendo conllevar su no realización a invalidar las garantías correspondientes o ser desestimada la indemnización de un siniestro por parte de la compañía de seguros.

Principales problemas que podemos encontrar

El mal funcionamiento de las calderas de gas, adicionalmente a las molestias físicas que puede ocasionar, también se ven reflejado en el consumo mensual. Para evitar esto debes tener en cuenta los problemas más comunes que se presentan con ellos:

  • La luz piloto se apaga, esto se debe por lo general a una obstrucción en la tubería, a una rotura o una corriente que lo puede apagar.
  • Baja presión de la caldera, esto puede estar originado por una fuga de agua, a un desperfecto en la válvula de alivio de presión o a que los radiadores hayan sido purgados recientemente.
  • La acumulación del lodo o cal en el intercambiador de calor puede provocar un sonido similar al que se escucha al hervir el agua.
  • Las fugas y goteos también son problemas frecuentes que se presentan, esto se debe por lo general a la corrosión que se origina con el uso y el tiempo.

También puede suceder que una caldera de gas no ofrece ni calor ni agua caliente. Las causas más probables pueden deberse al mal funcionamiento de diferentes componentes, problemas con el termostato o a bajos niveles del agua.

En la mayoría de los casos es recomendable la revisión o reparación de los problemas por parte de personal  técnico capacitado. Ya que la presencia del gas es un factor determinante en posibles accidentes por la manipulación de las calderas por usuarios que carecen de la experiencia necesaria para reparaciones efectivas y seguras.

Todas empresas de mantenimiento del hogar deberían disponer de personal técnico que esté debidamente acreditado para poder intervenir en equipos a gas.

Dependiendo del presupuesto, se ofrecen diversas marcas y modelos que se ajustan a las necesidades de cada hogar. Sin embargo, el común denominador es la seguridad que ofrecen siempre que sean instalados por personal técnico con la responsabilidad y experiencia que se requiere.

La casi totalidad de ellas ofrecen sus servicios en los diferentes medios digitales a su disposición;  al realizar una búsqueda en internet podemos ubicar un sinfín de empresas que ofrecen la venta e instalación de calderas de gas. Una vez que te hayas decidido y te pongas en comunicación, te enviarán un técnico que te ofrecerá su asesoría para la correcta distribución e instalación del sistema de calefacción a base de gas.

¿Y si mi vivienda no tiene gas?

HogarBox es empresa colaboradora de Redexis Gas, empresa distribuidora de Gas Natural en la mayor parte de Aragón. De esta manera podemos hacer un estudio personalizado de la situación de suministro de gas en tu edificio y hacer un planteamiento tanto individual (si el edificio donde vives tiene gas pero no llega a tú vivienda) como colectivo (en caso de que el edificio donde vives no esté puesto en gas), ofreciendo además descuentos y promociones muy interesantes para que te instales gas natural, una energía sin competencia en economía y confort.

En resumidas cuentas HogarBox gestiona todos los permisos, licencias, altas de nuevos suministros, legalizaciones y ejecuciones, para que solo tengas que disfrutar de tu nueva calefacción a gas.

Confía en HogarBox para la instalación de tu caldera y sus mantenimientos periódicos.

Abrir chat
¿Hablamos?